Páginas vistas en total

domingo, 23 de septiembre de 2012

23 de septiembre Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de personas

 Un día como hoy pero en el año 1913 se promulgó la ley 9.143, que se conoce como la Ley Palacios, primera ley en el mundo contra la prostitución infantil, que, además, pretendió poner punto final a la trata de mujeres en prostíbulos locales, a la esclavización de mujeres para el ejercicio forzado de la prostitución. 
A partir del año 1999 esta fecha argentina se evoca como día internacional.
99 años después la Argentina resulta ser país de origen, de tráfico y de destino de personas que cayeron en estas redes.
Teniendo en cuenta la cantidad de personas que, a nivel mundial, son sustraídas con fines de trata y los números que se manejan en cuanto a personas recuperadas, las cifras siguen siendo escalofriantes. Creo que como sociedad vamos visibilizando este delito, en sus distintas variantes pero aún tenemos muy arraigados el "no te metas" que siempre aparece en cuestiones donde no nos vemos involucrados de forma directa.
Gracias a Dios, en la actualidad existen muchas organizaciones que se esfuerzan en hacer visibles estas realidades.
Ayer tuve la posibilidad de ser testigo del esfuerzo de chic@s de una parroquia de San Fernando que, de la mano de María Silvia, miembro de la Red Kawsay de la Vida Consagrada por una Sociedad sin TRATA DE PERSONAS, estuvieron durante todo el mes de septiembre reflexionando sobre el tema y saliendo a la calle para abrir la charla a la sociedad.
Entregaban panfletos en la plaza, animándose a explicar el contenido, hubo radio abierta, en esfuerzo de llegar a algun@s más y en dónde l@s chic@s se animaron a compartir sus pareceres y, sinceramente, emocionaba escucharlos hablar de las estructuras invisibles, como la del patriarcado, que atentan contra la dignidad de la persona, acallan las voces de las víctimas de trata, como a tantas otras víctimas, y son favorecidas por nuestra sociedad, a veces, tan consumista e individualista. Bartola y Bartolo, muñecos gigantes de la gente de la murga del barrio, ayudaron a hacer visible la consigna.
A la noche llegó la película "La mosca y la ceniza" con un fecundo debate; un ratito antes l@s chic@s de Aranzazu compartieron un corto que habían confeccionado trás los encuentros de reflexión.
L@s que pudimos estar, además de la información y la riqueza de escuchar al otr@, nos llevamos por contagio las ganas de est@s jovenes, que por ahí no eran tantos, pero estaban muy comprometid@s. María Silvia cerraba con la esperanza de que ell@s, concientizad@s, vivan distinto y así eduquen a sus hij@s. Agrego mi esperanza: que algún día tod@s lo logremos.
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario